Cortamos un día para que el Arena no nos corte medio año