Vivir y Morir en Buenos Aires

LAMENTABLE NOTICIA…

SALUD PÚBLICA DEFICIENTE

LA FALTA DE UN TOMÓGRAFO EN EL HOSPITAL ZUBIZARRETA SE COBRÓ UNA NUEVA VÍCTIMA

Juan Carlos Mandolesi  tanto el sistema público como el privado le denegaron la atención que hubiera necesitado, en tiempo y forma, para tener chances de salvar su vida.
Si el nosocomio hubiese tenido un tomógrafo, el paciente habría podido ser diagnosticado en las primeras dos horas de ocurrido el accidente, llamadas “HORAS DE ORO” y en las que los médicos quizás hubiesen podido acudir a diversos tratamientos. Para poner un ejemplo, en algunos tipos de terapias de ACV (accidentes cerebrovasculares), existe medicación muy efectiva, pero ésta solo puede administrarse hasta un máximo de cuatro horas posteriores a ocurrido el traumatismo.
Sin querer quitar la responsabilidad que corresponda a la prepaga en cuestión, hay que decir que las prestadoras privadas se dan el “lujo” de demorar los traslados, amparándose en que los pacientes están bajo “paragüas hospitalario”.
También es necesario remarcar que el Gobierno de la Ciudad FACTURA A LAS OBRAS SOCIALES Y A LAS PREPAGAS LA ATENCIÓN QUE LE DA A SUS ASOCIADOS.
Es decir, los vecinos de la ciudad de Buenos Aires tenemos una doble imposición para sostener la Salud Pública: a través del pago de nuestros tributos y aquellos que tienen coberturas privadas (obras sociales, prepagas, mutuales) cuando tienen que ser atendidos por una emergencia – como este caso – en un centro de salud dependiente del Gobierno de la Ciudad también abonan la atención que se les brinda a través del cobro que “La Ciudad” hace a la prestadora por los servicios brindados.
A pesar de todo esto a Juan Carlos Mandolesi tanto el sistema público como privado le denegaron la atención que hubiera necesitado, en tiempo y forma, para tener chances de salvar su vida.
Y entoces uno se pregunta ¿Cuál es la razón por la que se nos deniega la más básica e indispensable atención en salud?. ¿Cuántas personas más deberán morir para que el Estado se haga cargo de esta competencia indelegable? Por mejores que sean los médicos, no son magos, no tienen la barita mágica para diagnosticar sin el equipamiento necesario. Por más que tengamos la prevención e invirtamos en la mejor y más cara de las prepagas, si tenemos la mala suerte de “caer” en el sistema público donde faltan equipos básicos de diagnóstico, nuestras chances de quedar con secuelas permanentes o morir aumentan considerablemente…
El Zubizarreta es uno de los tres únicos hospitales de la ciudad de Buenos Aires –junto con el “Vélez Sarsfield” y el “Álvarez”- que carece de equipos de tomografía computada. Los tres centros de salud están a poca distancia uno de otro, en la región oeste de la ciudad.
Paradójicamente este hospital ubicado en el corazón de Villa Devoto es uno de los que atienden mayor volumen de urgencias, entre los 90.000 y 95.000 casos anuales (según estadísticas del Ministerio de Salud de la Ciudad de Buenos Aires -período 2008/2015), siendo el que más pacientes recibe por el Servicio de Guardia en la Región Sanitaria III (Oeste) de nuestra ciudad.

Bienvenidos a Agenda_urbanA!
Buenos Aires NO se Vende

agendaurbana.org es una plataforma abierta para facilitar que sus habitantes tengan una efectiva participación en las cuestiones de interés ciudadano, comunal y/o barrial en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) y el Conurbano (constituyendo el Área Metropolitana Buenos Aires). Ver más.